¿Cómo ahorrar Agua en Casa?

El agua ciertamente es el bien más preciado, aunque eso no siempre se refleja en el precio. Cada español gasta en promedio poco más de 130 lts de agua al día, solamente realizando las tareas cotidianas. Esa cifra parece realmente grande y lo es. Por lo tanto, vamos a presentarte algunos consejos con el fin de que puedas ahorrar algunos litros más.

Ahorrar agua en casa

Trucos para reducir el consumo de agua

En España el precio del agua es muy cambiante, porque se somete según la comunidad autónoma y sus gastos de saneamiento. Esto hace que el costo del agua de una ciudad a otra pueda variar hasta cinco veces.

Por lo tanto, quizás para algunas ciudades no sea tan rentable ahorrar agua y para otras sí. Sin embargo, desde el punto de vista medioambiental, siempre es una buena idea no derrochar este elemento tan necesario.

Cierra el grifo si no lo estas usando

Este consejo fundamental se aplica a cuando te cepillas los dientes, te peinas, te lavas, te afeitas o limpias el lavamanos, pero también cuando lavas frutas o verduras o descongelas comida. Para estos casos utiliza un recipiente.

Asegúrate de no tener pérdidas

Un grifo que gotea, con el correr de los días se traducirá en varios litros de agua perdidos. Controla que cada grifo de tu casa cierre correctamente.

Raciona el riego

Las plantas y el césped necesitan agua, pero no abuses de la cantidad. Utiliza una regadera para las zonas pequeñas y deja la manguera para zonas más grandes. Riega durante la mañana o la noche que son las horas de menor evaporación.

Utiliza electrodomésticos A+++

Las siglas A+++ son la clasificación máxima en ahorro energético. Los electrodomésticos con esta característica no solo ahorran en electricidad sino también en agua.

Cómo ahorrar agua en la ducha

Ahorrar agua en la ducha

En una ducha promedio se utilizan entre 40 y 70 litros de agua. El 50% del consumo de agua del mes se va en la ducha. Esos son unos 750ltrs al mes. ¿Bastante no? Bien, la mejor forma de ahorrar es limitando el tiempo en la ducha a 5 o 7 minutos. 

Si utilizas grifos con aireadores de agua y un difusor en la alcachofa de la ducha ahorraras unos cuantos litros más.

Cómo ahorrar agua en la cocina

Ahorrar agua en la cocina

En la cocina la clave del ahorro se da en el momento de tener que lavar. Por lo tanto, si tienes lavavajillas, utilízalo solo cuando tenga carga completa en lugar de cuando esté a medias y en un programa económico. Esto te supondrá un ahorro de hasta un 40% en el consumo del agua de cocina.

Las ollas y sartenes se pueden dejar unas cuantas horas en remojo antes de lavarlas, así a la hora de fregarlas será mucho más fácil quitarle los restos de comida.

Controla que los grifos no tengan pérdidas de goteo y en lo posible instala reductores de caudal y aireadores de agua.

5 razones para ahorrar agua

Razones para ahorrar agua

La vida en la tierra es posible gracias a la existencia del agua. Todos los seres vivos dependen de ella para su subsistencia. Es por eso que es un bien tan preciado y debemos hacer todo lo posible por cuidarlo.

❯❯❯ Es un recurso de primera necesidad. Gracias al agua crecen los alimentos en la tierra, se genera energía eléctrica y es el elemento fundamental de la hidratación de todo ser vivo. Sin agua no hay vida ni desarrollo.

❯❯❯ Es un recurso limitado. Si bien el 70% del planeta está cubierto de agua, solo el 1% es potable. En pleno siglo XXI aún unas 1000 millones de personas no tienen acceso a esta agua.

❯❯❯ Es un recurso no renovable. Sin embargo, por cada mil litros de agua que son utilizados, 10 mil son contaminados en ríos y lagos y por lo tanto, cerca de 2 millones de personas mueren cada año por consumir agua contaminada y la ausencia de saneamiento básico.

❯❯❯ No todo el mundo tiene acceso a ella, como mencionamos anteriormente. Por lo tanto, el simple hecho de tenerla nos vuelve más que afortunados. Las personas en países industrializados tienden a utilizar entre 30 a 50 veces más agua que los de países de tercer mundo.

❯❯❯ Es costosa de producir. El agua que consumimos ya no puede ser reutilizada. Por lo tanto, debemos producir más agua potabilizada. Este proceso implica una estructura y una logística colosal que no siempre se traduce en la boleta de agua.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR