¿Cómo ahorrar Gasolina? 

Históricamente los motores a gasolina consumen más combustible que los motores diésel. Y si bien la tecnología ha avanzado lo suficiente como para achicar casi por completo esta brecha brindándonos motores de gasolina extremadamente económicos, los años de conducción pueden generar costumbres y vicios en el manejo que hacen que, en promedio, terminamos consumiendo más combustible.

Ahorrar gasolina

Es por ello que hemos preparado una serie de consejos para que puedas ahorrarte unos cuantos euros a la hora de cargar gasolina.

Cómo reducir el consumo de gasolina

La gasolina no es nada barata, por lo tanto, reducir el consumo y aliviar el bolsillo resulta indispensable en los tiempos que corren.

Realizar el mantenimiento

Mantén tu coche en buen estado. Asegúrate de tener el “service” al día para que el motor permanezca en estado óptimo. Filtros, lubricantes y líquidos que estén en buen estado ayudan a que todo el sistema funcione correctamente, ahorrando gasolina.

Revisa el estado de los neumáticos

No solo su estado en cuanto a lo estructural, sino también en cuanto a la presión, Los neumáticos desinflados generan una resistencia al avance provocando un mayor consumo de combustible. Siempre es recomendable mantener la presión correcta indicada por el fabricante.

Evita dejar el motor en ralentí

Suele ser costumbre de muchos conductores detenerse para hacer una parada rápida y dejar el coche encendido. Aunque no lo parezca, esto genera un gasto de combustible innecesario.

Quita todo el peso extra

Asegúrate de no llevar objetos pesados en los asientos o en el maletero. Cualquier peso extra considerable impactará en el consumo de gasolina.

Evita los accesorios que afecten la aerodinámica

Muchas personas le incorporan a su vehículo alerones, faldones o tomas de aire con el fin de darle un aire más deportivo o “tunning”. Sin embargo, estos accesorios por más vistosos que sean, no están diseñados para mejorar el desempeño del coche, sino que son simplemente cambios estéticos y pueden afectar la aerodinámica del vehículo, generando mayor resistencia al aire y por lo tanto, mayor consumo. Si vas a agregar algún accesorio, asegúrate que esté aprobado por el fabricante.

Cómo ahorrar gasolina conduciendo en coche

Ahorrar gasolina conduciendo en coche

La forma en la que conducimos puede tener mucha más incidencia de la que piensas en el consumo de combustible. Si quieres ahorrar, deberás tener en cuenta lo necesario de mejorar la conducción.

Evita las aceleradas bruscas

Sal con suavidad de tu casa o de los semáforos, evitando acelerar el vehículo de más. Estas aceleradas en marchas bajas revolucionan mucho el motor generando un gasto de gasolina innecesario.

Controla el cambio de marchas

Una de las formas de ahorrar gasolina es no pasar de vueltas al motor innecesariamente. La primera marcha no debe durar más de 2 o 3 segundos, las siguientes marchas deberás hacerlas cerca de las 2000 rpm para un consumo eficiente.

Aprovecha la inercia

Si tienes un semáforo delante en rojo, no es necesario que aceleres hasta el último segundo para luego frenar bruscamente. Es preferible soltar la marcha, aprovechar la inercia y frenar lentamente. Igualmente, puedes aplicar este método si te encuentras en una bajada.

Sube las ventanillas

En la ciudad no hay problema. Pero este consejo en para cuando te encuentras en la carretera a alta velocidad. Al entrar el aire por las ventanas se rompe con el flujo del aire de la carrocería y se genera un freno que obliga a un importante exceso de trabajo del motor, y esto se nota en el consumo.

Mantén una velocidad crucero

Comienza acelerando de forma gradual y luego intenta mantener una velocidad crucero en la cual el auto se mantenga cerca de las 2000 rpm. Recuerda que a partir de los 120km/h el consumo suele aumentar considerablemente.

Cómo ahorrar gasolina en moto

Ahorrar gasolina en moto

Si bien comparado al coche, un propietario de moto gastará mucho menos en combustible, no quiere decir que este no pueda consumir una cantidad considerable de gasolina. Basta con poner en práctica algunas acciones sencillas para ahorrar un poco más y estirar unos días la visita a la gasolinera.

Controla el consumo

Una buena manera de saber si estas consumiendo poca o mucha gasolina es poner el contador en cero al llenar el depósito y luego chequea que distancia has recorrido en kms con el tanque lleno. Esto te permitirá saber cuántos litros consumes cada 100km.

Realizar la recarga a la mañana

Todas las gasolineras tienen sus tanques enterrados en el suelo, y cuanto más fría estén los tanques, más densa estará la gasolina. Conforme avanza el día, el suelo se calienta y el carburante se expande. Esto explica el por qué la compra de gasolina por la tarde puede no ser exactamente un litro. En la mañana es el momento más fresco, y por ende el más oportuno para repostar.

Escoge bien el camino

Evita los embotellamientos en horas pico, elige el trayecto más rápido, evita las calles no asfaltadas. De esta manera, no solo ahorrarás combustible, sino también tiempo y alargará la vida útil de los componentes de la moto.

Utiliza la ropa adecuada

A la hora de andar en moto siempre hay que pensar en la aerodinámica. Hay que disminuir la resistencia al viento para mejorar el consumo de la moto. Por lo tanto, evita las prendas voluminosas y la ropa suelta. El atuendo ideal para cualquier motero es ropa ajustada y específica, que no solo está diseñada para disminuir la resistencia, sino para una máxima protección ante una eventual caída.

Vigila la presión en los neumáticos

Este punto es crucial, pues la presión de los neumáticos influye no solo en el consumo, sino también en la seguridad. Si la presión está por debajo del nivel correcto, se incrementa la resistencia a la rodadura, aumentando el esfuerzo del motor y por lo tanto el consumo. Además, la precisión de la conducción disminuye, lo que aumenta la inestabilidad y la posibilidad de un accidente.

Vigila la conducción

Para poder ahorrar combustible, hay que conducir de manera suave. Es decir, sin aceleraciones, ni frenadas bruscas ni estirando la marcha excesivamente. Procura desacelerar de manera suave, sin acelerar hasta último momento y utilizando la inercia en su lugar. Busca que la moto avance sin esfuerzos a pocas vueltas y trata de mantener una velocidad estable y que no sea excesiva.

Compartir Artículo
POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR