¿Cómo ahorrar para la Jubilación?

Ahorrar siempre es importante y sobre todo para la jubilación es de máxima importancia. Esto cobra mayor relevancia al tener en cuenta que la pensión media de jubilación asciende actualmente a 1.068 euros, cuando se necesitan como mínimo 1.300 euros para vivir tranquilamente en la jubilación.

No obstante, España es el segundo país de la OCDE que menos guarda para su retiro, donde 3 de cada 4 personas no lo hacen. Si bien la mayoría reconoce la necesidad de ahorrar para la jubilación, solo el 28% ha comenzado a hacerlo.

Ahorrar para la jubilación

Los motivos para no hacerlo varían: desde no tener capacidad de ahorro, hasta quienes ven la jubilación como un evento muy lejano y prefieren utilizar sus ahorros para otros proyectos.

Pero del pequeño grupo de previsores que ahorra para su jubilación, 6 de cada 10 lo hacen a través de planes de pensión, y esta sin dudas es la mejor alternativa.

Comparativa de los planes de pensiones de los diferentes bancos

Los planes de pensión son un instrumento de ahorro e inversión pensado para que tengamos una cantidad de dinero extra disponible cuando nos jubilemos, para complementar la pensión de jubilación.

Cuentan con diversos atractivos, entre los que se encuentran las ventajas fiscales. Es decir, que las aportaciones realizadas al plan de pensión se pueden desgravar en IRPF, reduciendo la base imponible y permitiendo al contribuyente beneficiarse de un interesante ahorro fiscal.

Además, es posible automatizar las aportaciones al plan de pensiones con la periodicidad deseada, lo que contribuye a mantener una disciplina de ahorro durante los años previos a la jubilación.

A continuación, te presentamos diferentes planes de pensiones para que elijas cuál se adapta mejor a tus posibilidades.

BBVA – Plan de jubilación 2040

Este plan, está pensado para personas menores de 50 años y requiere un depósito mínimo de 30€. Va modulando la inversión en activos de riesgo de forma decreciente a medida que se acerca la jubilación (que será cercana al año 2040). A medida que se acerque dicha fecha, el nivel de riesgo irá evolucionando hacia un perfil más conservador en el que prime la seguridad sobre la rentabilidad.

Bankinter – BK Mixto 75 Bolsa

Con un depósito mínimo de 6€, este es plan más agresivo que ofrece la entidad dentro de su catálogo de planes de pensiones. La inversión se reparte entre la renta variable y la fija, variando en un rango de entre el 30% y el 75% para la bolsa y el resto para posiciones de mercados monetarios y renta fija. Esta variabilidad es la que permite pasar de un plan conservador a un plan bastante agresivo.

ING – Plan Naranja S&P 500

Este plan de pensión reproduce la cotización del índice S&P 500, que engloba a las mayores compañías de Estados Unidos. Replica su comportamiento, sincronizando las subidas y las bajadas. Además invierte en dólares, lo que también se ve afectado por los cambios de cotización de la divisa americana respecto al euro.

Santander – Renta Variable USA

Con un depósito mínimo de 30€ se puede acceder a este plan de pensiones de Santander que invierte en las principales empresas del mercado norteamericano. Se trata de empresas multinacionales que tienen negocios en todo el mundo altamente solventes. Este plan posee un nivel de riesgo de 6 sobre 7 y se recomienda para personas jóvenes.

¿Cómo ahorrar para la jubilación sin planes de pensiones?

En caso de que prefieras dejar de lado el plan de pensiones y ahorrar por tu cuenta, la mejor manera de hacerlo es comenzar ahorrando lo antes posible. El momento perfecto es tan pronto ingresas al mercado laboral formal. 

Ahorrar para la jubilación sin planes de pensiones

Existen diversos simuladores de pensión pública para saber que pensión nos corresponderá y con base en eso, realizar un cálculo estimativo sobre cuanto necesitarás para cubrir la brecha entre los ingresos mensuales que te proveerá tu pensión y el nivel de gasto que exigirá el nivel de vida que pretendas llevar cuando te retires.

La verdad es que pensar en el retiro y ahorrar el dinero en la juventud para ese futuro, privándose de otras posibilidades no suena muy agradable. Es por eso que lo recomendable es elaborar un plan detallado, en el cual puedes comenzar a destinar en principio unos pocos euros, y con el correr de los años ir aumentando poco a poco el monto. Lo importante es mantener la continuidad en el ahorro.

Mientras se goza de juventud y buenos ingresos, mantener un perfil de inversor es lo más inteligente. Es decir, invertir asumiendo ciertos riesgos, pero con el fin de maximizar ganancias. Cuanto más joven, más riesgos pueden tomarse, debiendo moderar la exposición al riesgo según pasan los años y se acerca el momento del retiro.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR