¿Cuándo prescribe una deuda de un préstamo personal?

Es posible que desees pedir, o ya hayas pedido un préstamo personal. Las razones para hacerlo varían. Por ejemplo, algunos los solicitan para iniciar un negocio, otros para hacer frente a un imprevisto de salud, etc. Sea cual sea el motivo, es necesario que sepas todo lo relacionado con estos préstamos, por ejemplo, si prescriben y cuando lo hacen.

Este artículo será de ayuda para ti. Podrás conocer el tiempo que debe pasar para que un préstamo personal prescriba, la diferencia entre prescribir y caducar, y otros detalles importantes.

 prescribir deuda préstamo personal

¿En Cuántos Años Prescribe una deuda De un Préstamo Personal?

Lo primero que debes tener presente es que todas las deudas prescriben. Sin embargo, no todas lo hacen al mismo tiempo. En el caso de algunas, podrían solo tardar medio año, mientras que otras, como las de hipotecas, pueden tardar hasta 20 años. En el caso de los préstamos personales, el periodo es de 5 años.

Así lo establece la Ley Civil. Ahora bien, es necesario aclarar la forma de contar ese periodo de tiempo. Esos 5 años se empiezan a contar desde el momento en el que incumples el pago. Diríamos que en ese momento inicia la cuenta regresiva. Pero, ese conteo se puede detener en cualquier momento.

En este sentido, debes saber que el conteo solo continuará sin detenerse si se cumplen dos condiciones. Primero, que la persona que te hizo el préstamo no efectúe un reclamo del mismo. Esto solo será válido si la solicitud de pago es de forma escrita, preferiblemente usando los formularios legales destinados para ello.

La segunda condición es que tú, como deudor, no reconozcas de ninguna manera que tienes ese compromiso. Esto quiere decir que, si en algún momento aceptas un acuerdo para pagar, el conteo de los 5 años se volvería a iniciar. Lo mismo pasaría si el acreedor presenta un documento legal con la exigencia de pago.

¿Una Deuda de un Préstamo prescrita desaparece?

Una deuda que haya prescrito sigue existiendo, pero la diferencia es que la persona que te hizo el préstamo ya no puede exigir el pago de esta, al menos no puede tomar medidas legales contra ti. Para que una deuda sea considerada prescrita, es necesario que se cumplan las condiciones antes mencionadas y, sobre todo, que un juez valide dicho cumplimiento.

Es importante que sepas que el compromiso sigue estando allí, porque este solo desaparece cuando cancelas el monto adeudado por completo. Las consecuencias de no pagar el préstamo te pueden seguir durante toda tu vida.

¿Debo Pagar la Deuda de un Préstamo que ya está prescrita?

Algunas personas dejan pasar el tiempo para no tener que verse obligados a pagar. Pero esta forma de actuar no es sabia, por lo que no te la recomendamos. Aunque es cierto que en algunos casos se pueden salir con la suya, la realidad es que muchos han tenido un aumento considerable en el monto a pagar, debido a los intereses moratorios.

Por ejemplo, una persona que deba cierta cantidad de dinero, podría esperar a que pasen los 5 años, pero si en el cuarto año el acreedor presenta una solicitud de pago, no solo seguirá debiendo el monto inicial del préstamo, sino que a eso se le suman los intereses de los 4 años transcurridos. Y la peor parte es que la cuenta de los 5 años se vuelve a iniciar.

La mayoría de los expertos en economía sugieren pagar la deuda, incluso cuando esta haya prescrito. La razón es que una deuda no pagada afecta considerablemente al deudor. Debido a las leyes del país, no se puede juzgar penalmente a una persona por no pagar un préstamo personal luego de estar prescrito, pero si se puede dañar su reputación. Algo de mucho más valor.

Entre las medidas más comunes está la inclusión de estos en la lista de morosos. Destacan las siguientes:

  • ASNEF. Asociación Nacional de Entidades de Financiación.
  • CIRBE. Central de Información de Riesgo del Banco de España.
  • RAI. Registro de Aceptaciones Impagadas. Este último no se usa en el caso de personas naturales.

Una vez incluido en alguno de estos registros, se convierte en persona morosa y, como tal, no se le considera adecuada para recibir préstamos u otros servicios, sobre todo por parte de las instituciones bancarias. Empresas que prestan dinero también se valen de la información de estos registros. Se pierde todo el buen nombre que se tenía.

En algunos casos particulares, sobre todo cuando una persona vez tras vez no honra sus compromisos de pago, un juez podría prohibir su salida del territorio nacional. Sin embargo, es una medida muy poco frecuente.

¿Es lo mismo que una deuda de Un Préstamo prescriba a que quede Caducada?

La condición de una deuda prescrita y una caducada se tienden a confundir. Algunas personas creen que si la deuda prescribió, ya no hay forma de que se les cobre. Pero eso no es del todo cierto. Hay una diferencia considerable entre ambas.

Una deuda caducada es la eliminación completa del compromiso de pago. En otras palabras, si la deuda ha alcanzado su fecha de caducidad, ya deja de existir. Pero, la fecha de prescripción no implica la eliminación de la deuda. Más bien, es un lapso dispuesto por la ley para que el acreedor intervenga, usando incluso los medios legales y judiciales disponibles, para exigir el pago.

La sugerencia que te damos si adquieres una deuda es cancelarla. Sin embargo, si debido a dificultades económicas se te imposibilita pagar el préstamo, y estas ya han pasado el periodo de prescripción, puedes hacer uso de este recurso legal. Así evitarás exigencias de pago e incluso molestias por parte de los cobradores. Esto es lo que debes hacer.

  • Paso 1. Iniciar el proceso legal para que la deuda sea prescrita. Este solo se puede hacer ante un juez.
  • Paso 2. Presentar cualquier prueba para demostrar que no se te exigió el pago de la deuda.

En el caso del acreedor también podría dar estos pasos, aunque en el caso del paso 2, las pruebas serán para demostrar que sí se exigió el pago. Si esta situación se presenta, se te hará una citación. Es vital que asistas a la audiencia y te defiendas, de lo contrario, no solo la deuda podría seguir vigente, sino que se podrían tomar otras medidas legales para exigirte el pago.

Los medios legales están diseñados para proteger y resguardar a todas las partes. Si se hace uso de estos de la manera adecuada, se pueden obtener muchos beneficios.

Compartir Artículo
POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR