¿Qué es la carencia de un préstamo?

El periodo de carencia de un préstamo es un término poco conocido. Este no es más que una cláusula de un contrato de préstamo que permite a una de las partes el no cumplimiento total o parcial del mismo por un periodo de tiempo.

Este periodo de carencia es una alternativa útil en caso de problemas económicos, especialmente si es por hipoteca o por préstamos para el coche. En este artículo sabrás si este tipo de carencia es diferente a la carencia de un préstamo hipotecario y si todos los préstamos tienen periodo de carencia.

cláusula de un contrato

¿Cuál es el Periodo de carencia de un Préstamo?

El periodo de carencia de un préstamo es variable. Este periodo por lo general se establece al inicio del préstamo. Dicho periodo puede abarcar desde unos meses hasta unos años. Todo dependerá del acuerdo al que se llegue.

El periodo de tiempo de una carencia puede ser corto, si el cliente necesita salir de un apuro económico, o largo si se trata de un problema económico grave.

Es posible que una vez se esté finalizado el plazo que el deudor tenga que pagar una cuota más pequeña o incluso ninguna. Una vez terminado el período de carencia, se debe volver a pagar la cuota del préstamo, la cual será más elevada debido a los intereses acumulados.

Por todo esto se debe tener presente que, solicitar una carencia puede dar cierto alivio, pero este será temporal, pues al final siempre hace que se tenga que pagar más por el préstamo aportado.

¿Es Diferente la Carencia de un Préstamo Hipotecario?

Es importante saber que la carencia de un préstamo es una pausa que se le da a una de las partes del acuerdo financiero, en dicha pausa este está exento de cumplir sus obligaciones por un tiempo.

Generalmente, esta se suele aplicar a aquellos clientes que no pueden hacer frente a sus préstamos o sus hipotecas. Por lo tanto, la carencia de un préstamo no es diferente a la carencia de un préstamo hipotecario.

En el caso más habitual, para acceder a la carencia de un préstamo hipotecario, se aplica la denominada “Carencia de amortización”. En esta el titular de la hipoteca tiene la posibilidad de reducir la cuantía de sus cuotas al pagar solamente los intereses relativos a dicho periodo y sin amortizar capital.

¿Todos los Préstamos Tienen Periodo de carencia?

No todos los préstamos tienen periodo de carencia. En realidad todo dependerá del acuerdo entre el prestamista y el prestatario. Aunque generalmente existen contratos de carácter hipotecario, también se pueden encontrar muchos otros tipos de contratos, ya sea en el ámbito comercial o de alquiler de locales.

Si deseas adquirir este tipo de préstamo para salir de un apuro económico, es importante que se determinen bien los plazos y condiciones. De esta manera se evitarán inconvenientes en este tipo de proceso.

Compartir Artículo
POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR