¿Qué es la Domiciliación Bancaria?

La domiciliación bancaria es una actividad que surgió en la década de los setenta, debido a la frecuencia con la que se debían realizar el pago de algunos servicios. Este método de pago ha sido tan exitoso que se ha mantenido hasta la actualidad, pues entre otras cosas hace más fácil nuestra vida.

Si deseas emplear este tipo de servicios es importante que tengas en cuenta qué tipos de domiciliación existen, sus ventajas y desventajas y cómo puedes llevarla a cabo. En este artículo sabrás todo lo referente a la domiciliación bancaria.

Domiciliación Bancaria

Domiciliación bancaria ventajas y desventajas

La domiciliación bancaria también es conocida como adeudo bancario. Ésta es sencillamente una autorización que damos al banco para que proceda a pagar o cobrar nuestros recibos recurrentes. De esta manera, nos ayuda a ahorrar tiempo y minimiza la cantidad de visitas que hacemos al banco.

Este tipo de servicio resulta muy atrayente para muchos clientes. Te daremos a conocer las ventajas que aporta, pero también sus desventajas.

Ventajas de la domiciliación bancaria

  • Se evita acudir presencialmente a una entidad bancaria.
  • Puedes asociar a la domiciliación a cualquier empresa que desees.
  • Permiten llevar un mejor control de los pagos y nuestras finanzas.
  • Tienes libertad para escoger el tiempo de pago.

Desventajas de la domiciliación bancaria

  • Es importante que poseas una cuenta corriente.
  • Necesitas un mandato SEPA firmado por el cliente antes de cobrar.
  • Debes estar atento con los fondos existentes en tu cuenta, pues el proceso es automatizado.

Tipos de domiciliaciones bancarias

Todos debemos pagar o abonar cada cierto tiempo los servicios que utilizamos. Esto puede resultar un poco tedioso, especialmente cuando se tiene una empresa. Pero gracias a la domiciliación estos pagos ya no son un problema.

El tipo de domiciliación a utilizar dependerá del tipo de servicio solicitado, y se dividen de la siguiente manera:

Domiciliación bancaria de impuestos

En vista de que cada 3 meses se deben presentar modelos tributarios ante la Agencia Tributaria, se ha permitido que se domicilie el pago de los impuestos. Para ello es importante especificar que estás de acuerdo en abonar el importe requerido antes del día 15 de cada mes.

Domiciliación bancaria empresariales

Este es el tipo de domiciliación más empleada. Consiste en la contratación de un servicio de una determinada empresa o un servicio por suscripción, como lo es el gimnasio, estacionamiento o la guardería, lo que representa una forma muy cómoda de cancelar las facturas emitidas.

¿Cómo se hace la domiciliación bancaria?

Como has podido notar, una domiciliación bancaria es una orden, por lo tanto, si se desea disfrutar de los beneficios que aporta, es necesario realizar y enviar una autorización al banco.

Es importante que esta orden incluya los siguientes datos:

  • Indicar como encabezado que se trata de una “Orden de domiciliación de adeudo directo SEPA”
  • Referencia de la orden de domiciliación: este es el número que identifica el documento. Es único y combina 35 caracteres (números y letras).
  • Identificador del acreedor: Es un código bancario, compuesto por el código del país, un dígito de control, un sufijo, y el CIF o NIF del acreedor.
  • Nombre del acreedor
  • Dirección del acreedor, código postal, población, provincia y país
  • Nombre del deudor
  • Dirección del deudor, código postal, población, provincia y país
  • Identificar la entidad financiera que emitirán los cargos.
  • IBAN de la cuenta del deudor
  • Tipo de pago: indicar si se trata de un pago recurrente o único.
  • Fecha y lugar
  • Firma

Una vez la entidad bancaria haya recibido la solicitud de domiciliación bancaria, se te notificará la respuesta. En caso de ser aprobada, el banco tendrá hasta 5 días después del cobro para devolver el recibo al acreedor. Si este plazo se pasa, es el cliente quien debe devolver el recibo (con un límite de 58 días) sin justificar la devolución.

Pero si no se firma la orden, el cliente puede devolver el recibo 13 meses después del cobro si así lo desea.

¿Cómo cambiar la domiciliación bancaria en 2021?

Domiciliar recibos

Es posible que necesites hacer un cambio en tu domiciliación bancaria. Esto puede ocurrir por diversas razones, entre ellas por una cuenta obsoleta, por desacuerdos con la entidad bancaria, entre otras. Afortunadamente puedes hacer este cambio de manera sencilla, pues este es uno de los trámites más solicitados.

Es importante tener presente que este tipo de trámites solo puede llevarse a cabo por el titular del contrato en cuestión. Por eso, siempre debe aportar su documento de identidad. Antes de efectuar el cambio de domiciliación el cliente debe informar a la empresa emisora que desde ese momento el cargo se realizara desde otra cuenta. Las vías que tienes a tu disposición para hacer dicho cambio son las siguientes:

  • Vía telefónica. En este caso el cliente debe aportar al operador una serie de datos que lo acrediten como titular del recibo. Una vez verificados los datos. El operador solicitará el nuevo número de cuenta a utilizar.
  • Vía Online. Si deseas puedes solicitar el cambio de domiciliación bancaria desde la página web de la empresa que emite el recibo.
  • Presencialmente. Puedes llevar a cabo este cambio de domiciliación a través de las oficinas comerciales de la entidad emisora del recibo.

El cambio de domiciliación se hace efectivo una vez se verifiquen los datos, además, es gratuito. Para informar que el cambio ha sido exitoso, se le da una notificación al cliente. Desde ese momento los recibos se cargarán a la nueva cuenta aportada.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR