¿Qué son los impuestos indirectos y como se aplican?

Todos estamos sujetos al pago de impuestos, sea que tengamos o no una empresa o negocio. Y es que además de los impuestos que pagan las empresas, y muy conocidos por todos, también encontramos los impuestos indirectos. Mediante ellos se logra que todos los ciudadanos sin excepción contribuyan de manera monetaria al bien público.

Pero, ¿qué son exactamente los impuestos indirectos? ¿Cómo se aplican estos impuestos? Las respuestas a estas preguntas son de gran utilidad para todos. Por ello, te invitamos a conocerlas en este artículo.

mujer atiende al cliente

Qué son los impuestos indirectos

Para entender bien que son los impuestos indirectos podemos poner un ejemplo: Cuando vas al supermercado o a cualquier otro lugar de compras, a todo producto que compres se le suma un porcentaje conocido como impuesto al valor agregado.

Dicho impuesto no varía dependiendo de si tienes o no una empresa o si cuentas o no con ingresos fijos. Es el mismo porcentaje para cada persona que compre ese producto.

Se llaman indirectos porque de manera indirecta estás contribuyendo con la economía y la recaudación de dinero en el país. Pero el IVA no es el único impuesto que cuenta como indirecto. Incluso el IVA tiene sus especificaciones. Veamos más a fondo como se aplican los impuestos indirectos.

Como se aplican los impuestos indirectos

La aplicación de los impuestos indirectos se lleva a cabo sobre tres puntos, siendo el más común el consumo, como el ejemplo que mencionamos hace un momento. Pero además de este, también se ejerce sobre los bienes y el tráfico.

La gran ventaja que tienen estos tributos, tanto para el gobierno como para los contribuyentes, es que la mayoría vienen incluidos en el precio y es por esa razón que muy pocas personas, por no decir ninguna, se niega a pagarlos.

Tipos de impuestos indirectos

Los impuestos indirectos están divididos en diferentes grupos. Nos encontramos un primer grupo con los más conocidos, los que tienen relación directa con el consumo, por ejemplo el IVA.

Un segundo grupo guarda relación directa con la transmisión bienes. Pero hay otros que debes conocer un poco más. Veamos cada uno de estos.

Impuestos indirectos: Consumo

En este primer grupo nos encontramos con cada uno de los tributos con un porcentaje previamente determinado para quienes consuman algún producto. El nombre Impuesto al Valor Agregado ya nos permite hacernos una idea de lo que se trata.

Al coste del producto se le suma el IVA y ese es el precio que muestran al público. El IVA a su vez se subdivide en 3 tipos. Veamos:

  • El porcentaje en este caso es del 21%. Es el más usado para el cálculo, siempre y cuando el artículo no se encuentre en ninguno de los grupos que mencionaremos a continuación.
  • Reducido 1. El porcentaje es del 4 % y se usa para productos de primera necesidad como huevo, pan, queso, entre otros. También se incluye en esta lista los diarios y las revistas.
  • Reducido 2. El porcentaje del IVA es de un 10 %. Se incluye en esta lista algunos productos de uso cotidiano como el agua para beber o las medicinas para animales.

Y podríamos agregar un cuarto grupo. Son aquellos productos que no gravan en la operación. Entre estos libres de pagar IVA están los relacionados con procesos hospitalarios y atención de salud.

Impuestos Especiales

Otro de los impuestos que también se consideran indirectos son los Impuestos Especiales. En este caso dependerá de varios factores para calcular el impuesto a pagar. Por ejemplo, los que usen para propósitos comerciales productos alcohólicos. También se incluyen en la lista el tabaco o los hidrocarburos.

Impuestos indirectos: Transmisiones de Bienes

En el caso de los impuestos por transmisiones de bienes no se puede regular a través del IVA. Básicamente porque se trata de la compra-venta de un bien usado llevada a cabo entre dos personas. Una de ellas fija el precio que considera adecuado y la otra lo paga.

En el caso de este tipo de operación comercial el impuesto indirecto será determinado por las leyes que rijan dentro del estado o la ciudad donde se encuentren. Un ejemplo claro de esta clase de impuesto son los derechos de aduana.

Otros impuestos indirectos

Un último grupo de impuestos indirectos son los locales. Cada Estado tiene normas específicas sobre los bienes que cada persona posee, así como por los permisos de circulación o para realizar de manera formal una actividad comercial.

Dado que estos impuestos no tienen que ver con el impuesto sobre la renta y además pueden variar dependiendo la región donde te halles, son considerados como impuestos indirectos.

Podemos mencionar un detalle; no menor sobre los impuestos indirectos. Aunque la inmensa mayoría de los contribuyentes de esta clase de impuesto no obtiene un beneficio económico, todos estos impuestos sirven para, de alguna manera, compensar los efectos que causan los productos obtenidos.

Por poner un caso, el impuesto del permiso para la circulación entre otras cosas, se determina tomando en cuenta la contaminación que produce ese vehículo.

Compartir Artículo
POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR