¿Qué tipos de Tarjetas Existen para Pagar?

Existen tarjetas de crédito, débito, revolving entre otras, todas ellas para pagar productos o servicios, pero tienen un uso distinto que puede ser confuso para la mayoría. En este artículo vamos a mostrarte qué tipos de tarjetas existen para pagar y así puedas conocer cuál tipo de tarjeta se adapta perfectamente a tus necesidades de pago y todavía no la estás usando.

tipos de tarjetas pagar

Lista de las Tarjetas Existen para Pagar

A la hora de realizar pagos una tarjeta puede convenir mucho más que otra. Usualmente los bancos ofrecen de manera común tarjetas de débito y crédito, pero hay muchas otras con las que podremos obtener desde descuentos hasta préstamos interesantes si sabemos cómo usarlas:

Tarjetas de Crédito

Este tipo de tarjetas sirven para pagar compras o servicios, aunque no tengas dinero suficiente disponible en tu cuenta bancaria. Tienen un fondo especial para préstamos determinado y otorgado por el banco, que puedes pagar en cuotas bajas

Es necesario acordarse de pagar este préstamo instantáneo al banco ya que la tasa de interés sobre el dinero adeudado puede crecer, y alcanzar niveles difíciles de afrontar si haces caso omiso a las notificaciones de cobro que enviará tu banco.

Puedes pagar el crédito que debes estableciendo un pago semanal o mensual, ya sea a cuota fija o un porcentaje establecido del total de la deuda. Mientras más se use una tarjeta de crédito y se pague a tiempo su deuda es posible que esta aumente su préstamo máximo.

Tipos de tarjetas de crédito

Si bien todas las tarjetas de crédito tienen la función, valga la redundancia, de tramitar un crédito rápidamente a un usuario del banco que cuenta con el beneficio de esta tarjeta, también existen varios tipos de la misma como:

  • Tarjetas sin comisiones: a un grupo reducido de clientes o por medio de una promoción especial un banco puede otorgar una tarjeta de crédito sin comisiones, que también se conoce como gratuita. El cliente solo tendrá que pagar el porcentaje neto de su deuda en el tiempo establecido para continuar disfrutando de este servicio.
  • Tarjetas de crédito online: estas tarjetas como su nombre lo indica son plenamente digitales, es decir, el cliente no contará con un plástico físico sino con los dígitos, fecha de vencimiento y código de seguridad. Esto le permitirá comprar en numerosos sitios web, ya sea tiendas virtuales, servicios de suscripción entre otros.
  • Tarjeta de crédito tradicional: es la tarjeta de crédito que solicitas a tu banco y te la ofrecen con un límite de crédito que varía conforme a tus ingresos. El porcentaje de interés que cobra el banco por cada préstamo también varía entre los diferentes planes disponibles para estas tarjetas, o también depende de la entidad bancaria en donde se contrate.
  • Según el emisor externo: las tarjetas son entregadas por tu banco, pero un emisor externo se encarga de fabricarlas. Existen tres proveedores mundialmente conocidos como son Visa, American Express y MasterCard, cada una con diferentes ventajas al consumidor.
  • Tarjetas de crédito de pago aplazado: son tarjetas en donde puedes pagar poco a poco el préstamo que el banco te ha dado, de manera fraccionada.
  • Tarjetas de crédito de pago único: estas tarjetas de crédito se asocian a un servicio en donde tienes que pagar la totalidad de lo que se te prestó antes de una fecha específica para no incurrir en morosidad y aumento de la comisión por dicho préstamo.

Tarjetas de Débito

Al contrario de una tarjeta de crédito las tarjetas de débito podrás usarlas para pagar cualquier producto o servicio siempre y cuando los fondos que tengas disponibles en tu cuenta lleguen para pagarlo. Es decir, con este tipo de tarjeta no existe un fondo especial de crédito por parte del banco.

La ventaja de una tarjeta de débito es que los intereses que cobra por cada transacción son imperceptibles, así que prácticamente las compras que realizas con ella no reportan comisiones.

Tipos de tarjetas de débito

No existen tantos tipos de tarjetas de débito como en el caso de las de crédito ya que la variabilidad de estas tiene que ver enteramente con su tipo de tecnología y fabricante:

  1. Tarjetas de débito con banda magnética: dado que el plástico no puede guardar información de manera rápida y precisa en las tarjetas de débito, se coloca una banda magnética especial en la que se escribe información sobre la cuenta del cliente para así llevar a cabo los pagos con la cuenta afiliada a la misma.
  2. Tarjetas de débito con chip: las tarjetas con chip poco a poco van estandarizándose a nivel mundial ya que implementan un mejor estándar de seguridad. La diferencia con la banda magnética con este tipo de tarjetas es que el chip integrado genera un PIN que va cambiando con cada transacción, el cual el cajero electrónico y los puntos de venta registran y envían al banco para que la misma sea aprobada.
  3. Tarjetas de débito según fabricante: al igual que sucede en las tarjetas de crédito las tarjetas de débito pueden ser emitidas por diferentes fabricantes como son American Express, Visa, Master Card, Discover entre otros fabricantes de cada país.

Tarjetas Prepago

Las tarjetas de tipo prepago funcionan de manera parecida a una tarjeta de débito, solo que las tarjetas de débito están afiliadas a una cuenta bancaria y extraen el dinero de la misma con cada transacción. Las tarjetas prepagadas no se asocian a una cuenta bancaria, ya que son cargadas con una cantidad de dinero y son útiles hasta que su saldo se acaba y se tenga que realizar una nueva recarga.

Tipos de tarjetas pre-pago

Las tarjetas prepago funcionan de un modo similar cada una, pero se pueden dividir en varios tipos según la metodología que use la entidad bancaria para atraer a sus clientes:

  • Tarjeta Prepago Imagin Visa: es una tarjeta en donde no se cobra comisiones por transacciones, además al usar el servicio optas por descuentos y promociones auspiciadas por Visa.
  • MasterCard Transferwise: esta tarjeta prepagada es gratis pero su envío cuesta unos 6€. La puedes recargar por el monto que desees y retirar en cualquier cajero hasta 200€ sin comisiones. La tasa de cambio de divisas se calcula al precio del día.
  • Tarjeta Bunq Metal de MasterCard: esta tarjeta tiene un coste mensual de unos 8€ pero estos se verán pagos a lo largo del mes ya que podrás realizar hasta 10 retiros sin comisiones durante este periodo de tiempo. Si eres amante de la naturaleza te gustará saber que por cada 100€ que inviertas en compras y productos con esta tarjeta MasterCard sembrará un árbol.

Tarjetas Virtuales

Las tarjetas virtuales como su nombre lo indica, son virtuales, es decir, no poseen un material físico en donde se imprime la información referente al cliente o las compras, por lo que su uso es para el entorno digital como la compra de productos en tiendas virtuales o servicios, por ejemplo, plataformas de video en streaming como Netflix o Amazon Video.

Funcionan como las tarjetas de débito o prepagadas dependiendo del tipo de las mismas, los cuales pueden ser las siguientes.

Tipos de tarjetas online más usadas

  • Tarjetas virtuales prepagadas: estas tarjetas virtuales pueden funcionar por medio de un servicio de monedero de divisas digital. Por ejemplo, Uphold, un monedero de diferentes divisas exclusivamente virtual cuyo servicio permite crear una tarjeta virtual bajo una pequeña comisión, y así comprar con ella en Internet donde acepten pago con tarjeta de débito virtual o física.
  • Tarjetas virtuales recargables: estas tarjetas funcionan como las tarjetas de débito, solo que las podrás recargar en cualquier momento a través del portal emisor de la misma. A diferencia de las tarjetas virtuales prepagadas, las recargables pueden funcionar de nuevo en nuevos usos, mientras que las prepagadas pueden usarse hasta que se terminen los fondos de la misma.

Revolving

El revolving es la modalidad que usan algunas tarjetas de crédito para darle crédito al cliente y este pueda pagarlo después de manera fraccionada.

Por ejemplo, si un cliente de una entidad bancaria no tiene los fondos para pagar determinado artículo, o solo tiene una parte disponible para su compra, el cliente puede usar revolving con su tarjeta de crédito para pagar la parte restante. Y así, pagarla en cómodas cuotas después, aunque este modo de pago genera intereses.

Otras tarjetas online y más

Existen otros tipos de tarjetas online que no encajan en el perfil de las antes mencionadas ya que son para uso exclusivo de algún servicio específico, algunas de las más populares y reconocidas son:

Tarjetas online de Netflix

Las tarjetas online de Netflix pueden ser compradas por medio de tarjeta de crédito o débito, además, también pueden ser adquiridas en su formato físico.

Ambos formatos tienen el mismo funcionamiento, solo que las tarjetas virtuales de Netflix comprarlas podrás ver el código que incluyen, en el caso de las físicas estas vienen selladas en un blíster que dentro contiene una pequeña tarjeta con el código. Este código activa el servicio de streaming según el valor de la tarjeta y el tipo de plan del que se esté disfrutando.

Tarjetas online de Spotify

Spotify se trata de un servicio de música streaming (por internet) de suscripción, por lo que tendrás que pagar una mensualidad para disfrutar de cientos de miles de canciones de todos los géneros. Para pagar este servicio es necesario o bien adjuntar un método de pago válido en su plataforma o comprar un código por medio de una tarjeta de Spotify online o física.

Las tarjetas de Spotify al igual que las de Netflix incluyen un código, que al adjuntar a la plataforma se acredita la cantidad de dinero virtual que indica la tarjeta prepagada.

Otras tarjetas virtuales para servicios online

Existen cientos de tarjetas tanto físicas como online para el pago de diferentes servicios. Otros servicios populares que puedes pagar por medio de estas tarjetas son Uber (servicio de transporte), Amazon Prime (suscripción a descuentos en la tienda de Amazon), suscripciones a videojuegos de pago (por ejemplo, Word of Warcraft) entre muchos otros.

Las tarjetas virtuales las suele vender la misma compañía, aunque también puedes encontrar tarjetas físicas en supermercados, y tiendas que vendan artículos tecnológicos entre otras afines.

Ya conoces cuales son los métodos de pago para adquirir productos y servicios más populares a nivel mundial, ahora toca que te suscribas mediante tu banco al que creas que te hará más sencillo tu estilo de vida.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR