¿Qué Tipos de Productos Financieros existen? Con breve explicación

Antes de comenzar a mencionar los diferentes medios financieros que existen en los mercados es importante definir un concepto que a simple vista parece bastante obvio, pero que realmente tiene una gran cantidad de matices diferentes al momento de iniciar a definirlo, este simple concepto que debemos de preguntarnos es el siguiente:

¿Qué es un producto financiero? Y la verdad es que esta pregunta tiene bastante sentido, ya que fuera del mundo financiero no existe realmente un concepto claro al respecto de que son está clase de medios financieros, lo cual nos trae problemas al momento de realizar una inversión.

Saber productos financieros

La forma más fácil de entenderlo es que: Un producto financiero es cualquier obligación de deuda que equivalga a una cantidad monetaria. Esta puede venir de un contrato, acción o bono de forma simple (es decir que no tienes derecho de propiedad sobre la obligación de deuda) o empresarial. Esto a primera vista es demasiado difícil de entender, sin embargo, en realidad es bastante sencillo: Un producto financiero es una deuda que un ente (una empresa, o incluso un país) tiene hacia ti. Tú puedes poseer esa deuda (es decir que eres parte de la empresa que emite la deuda) o no hacerlo (es decir que solamente compraste la deuda inyectando dinero).

La forma más sencilla de conseguir productos financieros es utilizando la bolsa. Otra alternativa se trata de contratar un banco. Estas entidades organizan estos medios financieros según una calificación, en la cual muestran el riesgo de financiar dicha operación, lo que puede servir de guía para los inversionistas. En este caso abarcaremos algunos de los medios más populares que existen, para que así tú tengas todo el conocimiento al respecto de cómo invertir en estos medios y puedas aumentar tus ganancias de forma exponencial.

¿Qué son los Productos Financieros de Ahorro?

Un producto financiero de ahorro se trata de básicamente de las cuentas bancarias a las que estamos acostumbrados de forma habitual. Son los productos financieros en los cuales lo único que hacemos es depositar nuestro dinero en una entidad bancaria, la cual lo guarda y está genera intereses.

herramientas practicas para productos financieros

La forma en la cual los productos financieros de ahorro generan intereses en realidad es bastante sencilla: Ese dinero que nosotros depositamos, el banco lo utiliza para hacer negocios (por ejemplo: prestárselo a las personas que solicitan créditos, negociarlo en la bolsa de valores, financiar compañías a nombre del banco) y debido a esos “riesgos” que se corren al momento de hacer dichos negocios se generan intereses.

Estos productos financieros tienen un enfoque bastante simple: Son productos enfocados a acumular la mayor cantidad de dinero que se pueda ahorrar mes con mes. Son los productos financieros ideales para mantener un poder adquisitivo constante, debido a que el tipo de interés que ofrecen por colocar nuestro dinero en ellos es bastante similar a la tasa de inflación que se registra cada mes según la entidad bancaria en la cual decidamos colocarlo, permitiendo así tenerlo constante.

Ejemplos de productos financieros de ahorro

Algunos de los ejemplos más comunes de los productos financieros de ahorro que existen son:

  • Cuentas corrientes: Estás son las cuentas de ahorro de toda la vida, nos permiten percibir intereses de forma mensual (en ocasiones trimestral, depende del banco) en dependencia del porcentaje pactado en el contrato que firmamos al abrirla. La principal ventaja de este producto de ahorro es que el dinero está disponible para nuestro uso en cualquier momento que se necesite.
  • Depósitos a plazo: Otro tipo de producto de ahorro. Se trata de colocar tu dinero dentro de la entidad bancaria a plazos fijos. Está clase de depósitos tienen una desventaja, y es que no te permiten retirar el dinero de tu cuenta sino hasta que se cumpla el plazo, en caso contrario se te cobrara una penalización. Sin embargo, el lado positivo es que los depósitos a plazo fijo generan un interés mucho mayor que las cuentas corrientes.

¿Qué son los Productos Financieros de Inversión?

Los productos financieros de inversión son productos un poco más complicados de entender. Son productos que te permiten capitalizar tus ahorros para que ganen aún más poder adquisitivo. De esta forma tus ahorros adquieren rentabilidad con respecto a la inflación que sufren y de esta forma iniciar a colocar tu dinero para que genere ganancias de forma autónoma (a esto se le conoce como inyectar capital en una inversión).

Como invertir con productos

Uno de los principales puntos negativos de los productos de inversión es que el capital corre demasiados riesgos, por lo cual existe una alta probabilidad de que pierdas parte de este en ciertos casos. Esto no sucede con el resto de los productos de ahorro, debido a que su riesgo es realmente bastante bajo en comparativa, ya que siempre está seguro en las bóvedas del banco en el cual realizaste el depósito inicial.

Ejemplos de productos financieros de inversión

Algunos de los productos financieros de inversión más comunes en los que puedes plantearte colocar tu dinero son:

  • Fondos de inversión: Los fondos de inversión son productos que se adaptan de forma intuitiva a cada tipo de ahorrador que se encuentra en el mercado, desde aquellos más modestos hasta los que se comportan más agresivo. En este caso el dinero total invertido es el resultado de las sumas de dinero aportadas. Es decir: La única forma en la cual podemos conseguir ganancias es participando de forma activa y constante. Existen una gran cantidad de diferentes activos en los cuales colocar tu dinero, siendo los más comunes la deuda pública, acciones o incluso otros fondos de inversiones.
  • Planes de pensiones: Esta se trata de una inversión a un periodo demasiado largo. Está pensada en exclusiva para garantizar buenas condiciones de vida en la jubilación. Existen una gran cantidad de fondos de pensión, el que debes de escoger depende de muchos factores importantes, desde el tipo de renta hasta nuestra edad y el momento en el que desees jubilarte. Al ser una decisión tan delicada, lo mejor es contar con la ayuda de algún profesional al momento de realizar esta inversión.

¿En que consisten los Productos Financieros Interés Compuesto?

El interés son las ganancias que generan la mayoría de los productos financieros. Sin embargo, existen diferentes tipos de interés. El interés simple es el más habitual. Se trata de las ganancias, las cuales se dejan por fuera del capital inicial. Es decir, si por ejemplo tenías 100 euros y estos generan 10 euros de interés, se deja por aparte esos 10 euros y solamente los 100 originales generan interés nuevamente, así la próxima vez tú seguirías teniendo 100 euros de capital, pero está vez acumularías 20 euros de interés.

El interés compuesto funciona de forma diferente, en este caso, los intereses son agregados al capital, de tal forma que tus intereses cobran intereses. Esto es más fácil entenderlo con un ejemplo: Si tú tienes 100 euros, y estos generan 10 euros de interés, esos 10 euros se suman al capital, por lo cual ahora son 110 euros los que generan 11 euros de interés, los cuales vuelven a ser agregados al capital, por lo cual ahora tienes 121 euros que generan 12.1 euros de interés, que vuelven a ser agregados al capital y así sucesivamente.

Para saber si tu cuenta genera interés compuesto, debes de preguntarlo al acreedor de tu producto, y para saber cuánto interés compuesto se va a generar debes de utilizar la siguiente formula:

Características de los productos financieros estructurados

La forma más sencilla de definir a un producto estructurado es que se trata de la combinación de dos o más productos financieros juntos.

Es decir, que los productos financieros estructurados son la unión de por ejemplo un fondo de inversión cuyas ganancias son colocadas en un depósito a plazo fijo. Estos productos son muy escasos realmente, y por lo general no presentan ganancias tan altas, siendo su principal atractivo que brindan mayores riesgos al momento de ser utilizados.

Compartir Artículo
POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR