Amortización de Préstamos: Todo lo que debes saber

La Amortización de Préstamos es un tema del cual todos debemos aprender, al hacerlo nos ahorramos dinero y utilizamos de manera más eficaz las oportunidades bancarias que se nos presenten. Esto es de vital importancia en la actualidad. La economía mundial su basa en adquirir préstamos. Saber cómo y en cuanto tiempo pagarlos nos abre muchas puertas financiaras, algo que nos va a ayudar a emprender, si así lo queremos, nuestro propio negocio.

En este artículo, nos vamos a concentrar en aprender todo lo más destacado de la amortización de préstamos.

¿Qué es amortizar un préstamo?

Amortizar un préstamo es pagar el total o parte de una deuda adquirida por un tiempo prolongado. De allí la importancia de entender cómo actúa el préstamo bancario, cuál es el interés que cobran estos bancos, dichos intereses cuanto elevan la deuda y todo lo que implica este trámite.

El hacer esta investigación va a dar como resultado optimización de tiempo y dinero. Ya que al saber cómo amortizar acortaremos el tiempo de la deuda y pagaremos menos intereses o lo que es lo mismo, menos dinero. Esto te dará con el banco una buena línea crediticia, para cuando necesites volver a optar por otro préstamo.

¿Cómo amortizar un préstamo bancario?

Al momento de hacerte el préstamo, el banco mediante una formalidad escrita, pasa a explicarte cuál es el monto total a pagar desglosado mensualmente, te muestra los intereses mensuales que va a cobrarte y cuando tiempo tienes como límite para terminar de cancelar dicha deuda.

Puedes si así lo deseas, pagar varios montos de los intereses mensuales juntos o sumados a la primera cuota de capital prestado a pagar y de esa manera estarás amortizando o dicho de otra forma, adelantando varios pagos de los intereses. Mensualmente dependiendo del banco dichos intereses van en aumento, los primeros meses del pago del préstamo bancario son los más elevados.

El amortizar o pagar como resultado te ahorrará dinero y serás un buen cliente bancario.

¿Merece la pena amortizar préstamo personal?

Por supuesto que vale la pena amortizar préstamo personal. El motivo de esto, es que todos los bancos cobran un porcentaje de intereses. De dichos intereses ellos adquieren más dinero, que siguen transformando en activos o es este caso en particular otros créditos del mismo ramo o diferente. Todo esto hace al negocio más rentable, confiable, amplio y duradero. Dependiendo de los planes que tienen para los préstamos, atraen más clientes.

A su vez mientras más clientes, más préstamos y la historia seguirá en su círculo retroalimentado. La única forma que no valiera la pena el amortizar es que los intereses fueran de 0% en el plazo total del préstamo bancario. Y las probabilidades de que la entidad bancaria accediera o aceptara esto son muy pocas, por no llamarlo de otra manera.

Otro caso es que el interés por penalización de adelanto de cuotas mensuales con sus intereses sea muy elevado, algo imposible, ya que los órganos gubernamentales no permiten que esto suceda. En realidad, este interés en la mayoría de los casos no supera el 1% de la suma total del préstamo, esto sigue haciendo rentable la amortización.

¿Merece la pena amortizar préstamo coche?

Amortizar préstamo de coche vale la pena. En este tipo de préstamos los intereses son aún más elevados, siendo de gran importancia el pagarlos lo antes posible para que la deuda no se incremente de tal manera, que los intereses nos consuman de tal forma que se nos haga imposible estar al día.

Claro está, algunas entidades bancarias tienen cláusulas, en estos casos muy bien explicadas en sus contratos de préstamos y explican que al momento de amortizar bien sea interés o cuotas de pago nominal, se cobrarán de igual manera un porcentaje por el adelanto de las cuotas. Este porcentaje nunca será mayor, ni se acercará al del porcentaje en intereses aplicados al pago de la cuota mensualmente.

A pesar de esto sigue siendo muy rentable amortizar los préstamos que tengamos. Esto también dependerá de cómo estén nuestros ahorros y si el hacerlo no nos deja sin ellos. El organizarnos y manejar bien nuestros presupuestos semanales, mensuales y anuales nos ayudarán a tomar decisiones sensatas en este tema.


Compartir Artículo
POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR